El Golpe Económico lo hace Alberto Fernández a los porteños. No se puede solucionar un problema generando otro.

Ayer se transformó en el Robin Hood criollo para sacarle a lo que él considera una ciudad «opulenta» para solucionarle el problema al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Axel Kicillof. O sea, a Cristina Kirchner.

El Presidente Alberto Fernández no se puede meter en temas propios de una Provincia.

Una vez mas quedó demostrado, como señale en la sesión bochornosa del pasado 1/9, que el Peronismo no sabe gobernar sin plata y sin discrecionalidad. Por eso roba y confisca recursos, ahora a CABA, y viola la Constitución Nacional. Los fondos públicos y la coparticipación federal no son una alcancía privada.

El Presidente, señalé, es el Juárez Celman y el peón del ajedrez de Cristina Kirchner. Sigue sus órdenes para calmar su apuro, desesperación de impunidad y voracidad de venganza para instalar la autocracia familiar hereditaria y arrasar con los controles para gobernar sin límites institucionales.

Tenga cuidado, Presidente Alberto Fernández, porque la real y verdadera amenaza que Ud. tiene, como también he alertado hace tiempo, es su Vice que le hizo asestar un Golpe Económico y plasmó así su voluntad de no dialogar, su anhelo de rendir, doblegar, subyugar y acallar al otro y a toda voz, espacio, gobierno y ámbito disidente. Es todo lo contrario a lo que prometió que iba a ser cuando juró como Presidente, cuando dijo que llegaba a «unir» a los argentinos. Hoy, con cada nueva acción, lo que hace es profundizar la grieta.

El Gobierno se victimizó frente al justo reclamo de la policía que creció por su incompetencia.

La ingobernabilidad que asola al Gobierno es causa del propio Gobierno y de su Vice.

La respuesta del Gobierno fue la siempre redoblar la apuesta y la iniciativa del vamos por todo y el pulso contra CABA.

No hay que entrar en las trampas y jugadas sucias de Crsitina Kirchner.

Vamos a defender los recursos de CABA y no permitir que se manejen los fondos de la coparticipación nacional al antojo del Gobierno.

Nosotros no estamos para echar leña al fuego como hace el gobierno, pero tampoco vamos a permitir que cada iniciativa gubernamental se funde en las necesidades de impunidad, en leyes para tapar delitos pasados y a la vez que garanticen poder cometer nuevos delitos sin ser investigados.

Creemos en el diálogo y en la unión de todos los argentinos, pero no somos ingenuos, y no vamos a caer en falsos diálogos ni ser parte de puestas en escena para ganar tiempo y dejarlos avanzar nuevamente en el plan de destrucción de las instituciones para colocarse fuera de la ley sin que puedan ser controlados en el seno de las instituciones y de la justicia.

 

Álvaro de Lamadrid
Diputado Nacional
Juntos por el Cambio

Comentarios

comentario

Facebooktwittermail