El Golpe Económico lo hace Alberto Fernández a los porteños. No se puede solucionar un problema generando otro. Ayer se transformó en el Robin Hood criollo para sacarle a lo que él considera una ciudad «opulenta» para solucionarle el problema[…]