Diferentes dirigentes de la oposición y hasta el cineasta Juan José Campanella repudiaron el escrache que sufrió el diputado del Juntos por el Cambio Fernando Iglesias el pasado 1 de marzo, tras la apertura de sesiones ordinarias encabezada por el presidente Alberto Fernández.

«En estas condiciones desempeñamos nuestro trabajo. Esto pasó ayer, en la puerta del Congreso. Ya que lo filmaron, lo subo a las redes«, escribió Iglesias ayer en su cuenta de Twitter y reprodujo el video del sitio ultrakirchnerista «Revolución popular» que fue subido a YouTube con un título también repudiable: «Iglesias huyó como rata y el pueblo lo escrachó».

En diálogo con Clarín, el diputado apuntó contra las autoridades del Congreso, responsables de la seguridad el 1 de marzo, por lo sucedido. «Ese lugar tenía que estar vallado y controlado«, sostuvo. Además, contó que desde hace tiempo las amenazas en su contra, sobre todo en redes sociales, vienen aumentando. «Hace poco tuve que denunciar penalmente una, porque me parecía muy grave», relató.

Según explicó, el episodio tuvo lugar luego de una entrevista que le dio al canal Crónica TV. Cuando se dirigía a su despacho, un grupo de entre 20 y 30 personas, que no debía estar allí, comenzó a insultarlo. «Solo fueron insultos, no hubo agresiones físicas, ni nada más«, afirmó Iglesias, que recibió la solidaridad de diferentes dirigentes de Juntos por el Cambio.

No pasó lo mismo con representantes del Gobierno y del oficialismo. «No me llamó ni escribió nadie, tampoco es que lo esperaba», soltó.

Los repudios al escrache

«Rechazo y repudio la desagradable agresión vivida ayer por nuestro compañero Fernando Iglesias. Y pensar que decían volver mejores…», se solidarizó la diputada santafesina Lucila Lehmann de la Coalición Cívica-ARI.

Fernando Iglesias es uno de los diputados más críticos de la gestión de Alberto Fernández. GAdrasti

El diputado salteño Martín Grande también criticó lo sucedido. «Es increíble que después de más de 30 años de democracia sigan existiendo los apretadores, nuestro compañero Fernando Iglesias fue cobardemente insultado a la salida del congreso, volvieron más violentos, no mejores«.

«Quiero solidarizarme con Fernando Iglesias y repudiar el escrache antidemocrático que recibió ayer. Inaudito. Sos una gran persona y un colega intachable. Todo mi apoyo», señaló Karina Banfi, de la UCR bonarense.

El cineasta Juan José Campanella, una de las personalidades públicas más críticas de la gestión kirchnerista, también fue contundente al expresarse. «Toda mi solidaridad a Fernando Iglesias. Y mi eterno repudio a los comunicadores que tanto hicieron para que vuelva esta violencia. Ya no hablan del dólar y el riesgo país. Creí que algunos eran ingenuos. No lo eran».

Otros diputados como Alfredo CornejoGraciela Ocaña, María Luján Rey, Álvaro de Lamadrid, Waldo Wolff y Mario Negri también se expresaron. 

«Mi solidaridad, Fernando. No solo es lamentable la violencia verbal, sino que sea celebrada por medios kirchneristas. ¿Qué dice de estas patotas Alberto Fernández?», se preguntó Jorge Enriquez.

Varios legisladores hicieron hincapié en el tono con el que el sitio Revolución popular, un espacio de «periodismo militante» K, difundió lo sucedido. «Fernando, vos decías que no volvíamos más, que pasó», fue una de las interpelaciones del cronista al diputado.

Ese detalle fue mencionado por el jefe del interbloque de JxC, Mario Negri, en su mensaje de solidaridad hacia Iglesias. «Ayer, al finalizar la Asamblea Legislativa, un grupo de militantes y de periodistas autodenominados del ‘campo popular’ agredieron verbalmente al diputado Fernando Iglesias quien estaba cumpliendo su deber en la apertura de sesiones ordinarias. ¿El motivo? Pensar diferente. Mi repudio».

El mismo portal ─que se define como un equipo de trabajadores de prensa con un gran compromiso político contra el neoliberalismo dando la batalla en una arena comunicacional─ también subió un video similar sobre el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. que no fue escrachado por la militancia pero si tratado de «rata» por el cronista militante.

Comentarios

comentario

Facebooktwittermail