El diputado Nacional por Juntos por el Cambio – Álvaro de Lamadrid manifestó su preocupación por la expropiación de la empresa Vicentín y aclaró que en todos los casos de expropiación el Estado Nacional lo hizo mal y esto le salió muy caro a los argentinos, pero éste caso es peor todavía porque vienen por los alimentos.

Como quisieron hacer en su momento con Papel Prensa para dominar a los medios de comunicación, ahora se meten con la comida de los argentinos.

La expropiación de Vicentín viene de la mano del proyecto de crear una nueva Junta Nacional de Granos y de la idea de Grabois de hacer una Reforma Agraria, se quieren quedar con toda la cadena alimentaria nacional.

El kirchnerismo siempre se supera, obviamente para el mal del la sociedad argentina. Néstor Kirchner lo hacía mediante la billetera repartiendo a los fieles y castigando y persiguiendo a los opositores.

Con la Reforma Agraria, Junta Nacional de Granos y ahora Vicentín buscan quedarse con los alimentos y manejarlo a discreción según les convenga.

Con está medida van a controlar los alimentos y decidir a quién le venden y a quién no, además de fijar los precios de compra y venta y en materia de comercio exterior vender cereales y derivados a los amigos a un precio y al resto a otro.
El vamos por todo de Cristina, no es sólo lograr el cierre de sus causas judiciales para garantizar su impunidad, sino quedarse con la matriz productiva del país y sumir a los argentinos en el pensamiento único, indicó el legislador radical.

Como lo hicieron en Santa Cruz con la Ley de Lemas que les permitió ganar hasta perdiendo en las urnas, transformaron algo inconstitucional en legal, ahora mediante leyes confiscatorias e incostitucionsles quieren quedarse con la economía del país: el agro.

No pudieron con la 125 ahora vienen por la nacionalización del agro.

Se imaginan si Mauricio Macri hubiera expropiado las empresas de medios ( canales y radios) y los casinos de Cristóbal López por quedarse con el impuesto a las nafta como lo hizo la mafia italiana en Estados Unidos en la década del ’70. Recordemos también que la AFIP de Ricardo Echegaray le refinanció la deuda millonaria que tenía con el Estado Argentino como si el accionar de Cristobal López hubiera sido una falta menor.

Por eso hay que poner un freno urgente a este plan,. Es por ello, que es necesario que el Congreso funcione activamente, con sesiones presenciales, para frenar el “vamos por todo”.

Se vienen tiempos difíciles. Vamos a Venezuela y su versión ya preexistente que los Kirchner pulieron en la Provincia de Santa Cruz.

Tenemos que estar unidos, ser firmes y claros desde la oposición. Todos aquellos que defendemos la constitución, la libertad, la República y la propiedad privada debemos frenar a Cristina Kirchner.

Hago un llamamiento, asimismo, a todos los argentinos para que estén activos y vigilantes y no nos dejemos atropellar como país por Cristina Kirchner que busca tomar por asalto la matriz productiva del país y sus instituciones.

Comentarios

comentario

Facebooktwittermail