El estadounidense Chuck Blazer -mandamás del fútbol de Estados Unidos-, confesó declarándose culpable de corrupción en una audiencia judicial en noviembre de 2013. Señalo que había aceptado sobornos junto a otros dirigentes de la FIFA para la elección de la sede de los Mundiales de Francia-1998 y Sudáfrica-2010 y las Copas Américas 2011 y 2015 y la televisación de eventos.

Tres argentinos están implicados y el fallecido Presidente de la AFA – Julio Grondona-, socio de la Presidente Cristina Kirchner en el escandaloso Fútbol para Todos, fue señalando como el recaudador de esas coimas, gestor y mano derecha de Blatter en la compra de votos de sus reelecciones, como Jefe del Fútbol Mundial.

BlogCristinaKirchnerGrondona3

El escándalo se lo llevo puesto Blatter y su renuncia, busca mantener el poder entre su facción, poniendo un coto a la investigación judicial, al descomprimirla.

Esta investigación evidencia la corrupción de años en la FIFA desde los 70 con Havelange, Blatter y Grondona como los artífices de ese entramado mundial de negocios a costa de la pasión del fútbol que mueve millones en contratos, derechos de televisión, publicidades, sponsors y auspiciantes.

grondona corrupcion

En Argentina, Julio Grondona replicó desde fines de los 70 ese sistema de FIFA en el país: el de dirigentes ricos y clubes pobres y de palo y zanahoria. Antes de morir le cedió al Gobierno el manejo total del fútbol a cambio de que este le diera impunidad, mucho dinero a compartir sin control e impunidad. Raúl Gámez -actual Presidente de Vélez Sarsfield- fue en Argentina quién advirtió y denuncio tempranamente la falta de transparencia y la corrupción del fútbol.

Logró Grondona por ejemplo, que a la Argentina le acomodarán con escándalo un grupo fácil en el Mundial de Brasil 2014, y se hiciera la vista gorda en el penal contra Irán, coronita tuvimos.

Si hasta Messi sin ser el mejor jugador siquiera de Argentina logro vía Grondona lo premiaran como el mejor del mundial. Quedo muy expuesto en Brasil 2014 ese eje Blatter/Grondona para jugar a los dados con la pasión. Se vieron los hilos.

Antes de morir Grondona saco a Vélez Sarsfield de la Copa Libertadores ya clasificado y le dio chance a Boca Juniors de jugarla por decreto. Ideó un torneo de 30 equipos a pedido del Gobierno. Fueron sus últimas discrecionalidades y desmesuras.

La muerte de Grondona y la renuncia de Blatter no deben impedir se dé a la luz una nueva FIFA y una nueva AFA a fin de año. Ello sin dejar de investigar la corrupción de FIFA y sus ramificaciones en Argentina en su Fútbol Para Todos, con plata de todos y negocios para unos pocos vivillos y corruptos.

En mi país, el Gobierno se despegó del escándalo FIFA y se intentó poner al margen, muchos hasta se dieron el lujo de escandalizarse de tanta corrupción. Al menos, hoy todo se está investigando.

Esperemos que para investigar la corrupción de la AFA y el fútbol para todos no tengamos que esperar que lo haga el FBI. En Argentina ya hay denuncias sobre todo esto. Por la salud de la República deben ser investigadas en mi país.

La FIFA es un ejemplo de lo que sucede en organizaciones, como en gobiernos lo que hace la falta de alternancia y de controles.

Pensaron en la FIFA, después de tanta corrupción sin control judicial alguno, que podían sobornar a todo el mundo sin inconvenientes. Lo venían haciendo. Pero, como decía Jorge Luis Borges. “Yo creo que es mejor pensar que Dios no acepta sobornos”.

Comentarios

comentario

Facebooktwittermail